Padre Vandor: puente entre Hungría y Cuba

DEVELAN BUSTO DEL PADRE VANDOR EN LA EMBAJADA DE HUNGRÍA EN CUBA.

 

Alejandro Satorre Morales  

 

Arquidiócesis de La Habana, Embajada de Hungría en Cuba, 14 de noviembre de 2016: La colocación de un busto del Siervo de Dios José Vandor en la Embajada de la República de Hungría reconoce los valores cristianos que legó este sacerdote no solo a Cuba, la tierra que lo acogió por 40 años, sino a su natal Hungría.

 

La ceremonia de develación y bendición del busto fue encabezada por el excelentísimo señor Dr. András Drexler, Embajador de Hungría en Cuba; y monseñor Arturo González Amador, obispo de la Diócesis de Santa Clara. Se encontraban, además, Mons. Giorgio Lingua, Nuncio Apostólico en Cuba, Mons. Juan García, Arzobispo de La Habana, representantes de la Delegación Salesiana de Cuba, diplomáticos, religiosas y húngaros residentes en la isla.

 

El embajador acotó en sus palabras la relevancia del padre Vandor como puente entre Hungría y Cuba, a la vez que deseó que el proceso de beatificación avance y puedan ser reconocidas oficialmente por la Iglesia sus virtudes de santidad.

 

Por su parte, Mons. Arturo ofreció una semblanza del sacerdote salesiano enfatizando los años de labor en Santa Clara donde murió hace 37 años con fama de santo y desde donde se promueve la Causa de canonización desde el año 2003.

 

El padre Vandor, nació el 29 de octubre de 1909, en Dorog, una pequeña ciudad al norte Hungría. En 1927 comienza el Noviciado en la Congregación Salesiana y en 1936 al ser ordenado presbítero es enviado como misionero en Cuba.